Cambios en tu baño con pequeñas obras

¿Temes las obras y el gasto que supone reformar el baño? Mamparas Ducha te quiere contar un montón de trucos para que refomar el baño no sea un problema.


Pintar paredes y techo

Es el recurso más económico y efectivo para renovar el baño. Puedes elegir colores en contraste o a tono con los elementos decorativos ya existentes, y dar toques originales con diversas técnicas de pintura. También, recurrir al microcemento, los paneles decorativos, los frentes de espejo, los papeles pintados vinílicos o los vinilos adhesivos, resistentes a una humedad extrema.

 

Mamparas: separar sin perder amplitud ni claridad

Sustituir la cortina de la bañera o la ducha por una mampara (las hay batientes, fijas, correderas, pivotantes, en curva…), mejor si es de vidrio transparente, aumentará de forma automática la sensación de amplitud y luminosidad. Es una solución muy funcional a la vez que estética.

 

Pintura para azulejos

Si lo vas a hacer tú mismo, os recomendamos utilizar un buen esmalte de alto poder de cubrición, que sea lavable y fácil de aplicar y no precise imprimación previa. Si no te atreves, hay empresas especializadas en su aplicación.

 

Levantar muretes

Es una de las soluciones que más nos demandan nuestros clientes para separar el inodoro (con un cristal hasta el techo, si es para la ducha), por sencilla, económica y porque no resulta agobiante ni resta claridad.

 

Cambia la bañera por una ducha

Además de cómoda y segura una ducha aporta a tu baño modernidad y es una reforma que estará lista en un día contando con profesionales como Mampara ducha